NOTICIAS CESCLM



LAS EDUCADORAS Y LOS EDUCADORES SOCIALES RECIBEN LA CRUZ DE ORO DE LA ORDEN CIVIL DE LA SOLIDARIDAD SOCIAL 2011

2012-06-07

El lunes, 04 de junio de 2012, en un acto celebrado en el Palacio de la Zarzuela y presidido por su Majestad la Reina Doña Sofía, el Consejo General de Colegios Oficiales de Educadoras y Educadores Sociales ha recibido la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social 2011, concedida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hace unos meses. Aunque se concede al Consejo General de Colegios Oficiales de Educadoras y Educadores Sociales y se entrega a su Presidente, D. Alberto Fernández de Sanmamed, como la propia motivación del Premio señala, se le otorga al Consejo “en representación del colectivo de educadoras y educadores sociales”, es decir, un reconocimiento al trabajo de todas y todos, “como reconocimiento al desempeño de su labor profesional orientada a la calidad de la atención de grupos de población con dificultades sociales, fomentando su acceso a bienes, derechos y servicios y su participación en la vida social y la formación de los profesionales de la educación social”. Esta distinción supone un nuevo empuje en la labor de este colectivo profesional para seguir apostando por el compromiso en la búsqueda de alternativas para superar la actual crisis económica, basadas en la dignidad, las capacidades y la fortaleza de las personas, rompiendo el fatalismo imperante, como dice nuestra recién aprobada Declaracion de Valencia. El CGCEES desea compartir este premio con todas las personas que trabajan con ilusión, en la seguridad de que esta labor merece realmente el esfuerzo, la ciudadanía lo merece. En el mismo acto se ha entregado la Cruz de Plata de la Orden Civil de la Solidaridad Social 2011 a Flor Hoyos Alarte, educadora social y compañera del Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de la Comunidad Valenciana, además de ex Presidenta de ASEDES, la asociación precedente e impulsora del CGCEES.


Educación Social

Derecho de la ciudadanía que se concreta en el reconocimiento de una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y formativas, que son ámbito de competencia profesional del educador social, posibilitando:
- La incorporación del sujeto de la educación a la diversidad de las redes sociales, entendida como el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social.
- La promoción cultural y social, entendida como apertura a nuevas posibilidades de la adquisición de bienes culturales, que amplíen las perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social.